Cumple la nueva normativa sobre el registro de jornadas de los trabajadores de tu empresa con Checkingplan.

El pasado 8 de marzo de 2019 se publicó el Real Decreto-ley 8/2019, ratificado en el BOE-A-2019-3481, por el que se reforman ciertos artículos del Estatuto de los Trabajadores, incluida la obligatoriedad para todas las empresas de llevar a cabo un control horario de la jornada de sus trabajadores.

A partir del 12 de mayo de 2019 todas las empresas deberán estar adaptadas a la nueva normativa; por lo que el tiempo apremia para ajustarse al registro horario.

Checkingplan es una app y un software en la nube para empresas que permite registrar la jornada laboral de los empleados de forma sencilla para cumplir con la nueva ley. Además, permite administrar las tareas y proyectos diarios de la empresa e integrarlos con las acciones de cada uno de los empleados.

Aprovecha esta oportunidad para optimizar la gestión de tu empresa; contacta con nosotros para adaptarla al nuevo reglamento y avanzar en la transformación digital de procesos:

¿Qué beneficios aporta Checkingplan a tu empresa?

Checkingplan es una solución muy completa y versátil que te ayuda a llevar el control de la gestión del tiempo y presencia del personal, dando así cumplimiento a la necesidad de la nueva normativa sobre el registro de jornadas de los trabajadores, tanto a tiempo completo como parcial. Con la herramienta podrás tener todo sincronizado en tiempo real; con una conexión tanto online como offline para que los datos siempre estén disponibles. De manera muy sencilla, ofrece:

  • Una solución eficaz de control de personal. Monitoriza y articula las distintas variables que refieren a la gestión de personal desde una ficha de empleado, a controles de horario, presencias y tareas.
  • Un sistema multi-fichaje adaptable a todo tipo de empresa, tanto para trabajos de exteriores/interiores, fijos o móviles, en vehículos terrestres o marítimos, etc.
  • Diversos métodos de fichaje: app de campo, tele presencia, geolocalización, terminal de fichaje.
  • Gestión del calendario laboral, turnos de trabajo, horarios, asistencias, bajas, retrasos, etc.
  • Control de presencia.
  • Monitorización completa y reporte de estadísticas.

 

Preguntas frecuentes sobre la implantación del nuevo registro diario de la jornada de trabajo

Hasta ahora, según el artículo 35.5 ET, los empresarios sólo tenían necesidad de registrar la jornada laboral de los empleados en caso de horas extras fuera de la jornada laboral, y en casos de trabajadores a tiempo parcial.

Con la reforma de la nueva ley, las empresas deben tener un registro de la entrada y salida del trabajador diariamente, durante su jornada laboral. La empresa debe mantener estos registros en su poder durante un mínimo de 4 años.

El Gobierno ha justificado estos nuevos cambios debido a la utilización abusiva del trabajo a tiempo parcial para cubrir empleos a tiempo completo, además de la complejidad en el desarrollo de la actuación de los Inspectores de Trabajo a la hora de acreditar los excesos de jornada respecto a la declarada por el empleador.

Sí, todas las empresas sin excepción deben disponer de certificación documental de estos registros.

Mejora en la gestión total de asistencia. El empleador puede conocer con pocos clicks quién se encuentra en la empresa, quién no, y quién se encuentra de vacaciones.

» Personalización. Dependiendo del tamaño que adquiere la empresa, se puede modificar los parámetros que se capturan: turnos, horas de entrada, horarios de trabajo… también el método para fichar: biométricos, tarjeta, app, etc.

» Reporte de estadísticas. En todo momento el departamento de Recursos Humanos o el responsable de departamento puede visualizar los informes que se han creado en base a las estadísticas diarias.

» Flexibilidad de horarios. Este sistema permite la adaptabilidad (dentro de unos márgenes) de entrar a trabajar antes o después, conociendo en todo momento las horas restantes que se deben de cumplir diaria y semanalmente.

Este cambio en la ley puede ser una ventaja para tu empresa por diversas razones:

» Se puede incorporar un nuevo registro de horas como un KPI de análisis para mejorar los procesos industriales. Sabiendo cuántas horas trabajan tus empleados, y cruzando la información sobre en qué tareas, puede realizar un análisis para aumentar la productividad de su empresa. Lo que no se mide no se puede mejorar.

» Detección del bajo rendimiento. Además de los simples datos de absentismo, cruzando datos de trabajo con las tareas de los empleados, la herramienta permite registrar los rendimientos de empleados en el mismo puesto, se puede ver cómo impacta un responsable en el rendimiento de sus subordinados y en la producción (empleados tóxicos), y se pueden cruzar los datos con la producción y ver anomalías.

» En caso de una denuncia de un trabajador por realizar horas extras no retribuidas, con el nuevo control de horas la empresa tiene una nueva herramienta de defensa.

» Mejoras en los riesgos laborales. Diversos estudios demuestran que un exceso de horas trabajadas impacta directamente en la salud de los empleados. El control de horas permite mejorar su bienestar y detectar empleados que realizan demasiadas horas de trabajo. Este proceso mejora la conciliación familiar y el bienestar del empleado.

De manera muy esquemática, los pasos serían los siguientes:

Análisis de las condiciones de trabajo particulares de la empresa (gestión de medias jornadas, cómo funcionan los descansos, teletrabajadores, trabajadores en movilidad, qué considera la empresa que es una hora extra, horquillas de horas de trabajo en flexibilidad…).

• Tras el análisis, creación de un documento de condiciones de la jornada laboral, para definir las normas del control de jornada. Dependiendo de la empresa, este documento debe ser revisado por el comité de los trabajadores.

Implantación de las herramientas para fichar (huella dactilar, contraseña, tarjetas, app…)

Comunicación a empleados de la implantación del nuevo sistema, junto con las normas.

Alta de empleados en la herramienta.

Inicio del registro de horas.

A partir del 12 de mayo de 2019 todas las empresas deberán estar adaptadas a la nueva normativa. En caso de una inspección de trabajo, dependiendo de la gravedad de la infracción, las multas pueden ir de 60 a 1875.515€. Además, pueden darse conflictos con empleados (despidos, problemas sindicales…) que se resolverían a favor de la empresa con el adecuado control de horas.

Con esto, el coste de implementación y mantenimiento de un sistema de control de horas compensa ampliamente las posibles multas e infracciones a la que la empresa se enfrenta.

En caso de que la empresa ofrezca teletrabajo o flexibilidad horaria a sus empleados (una horquilla de horas en las que puede entrar o salir, libertad para organizarse su jornada laboral, trabajo por proyectos…), sus empleados deben utilizar los medios que la empresa pone a su disposición para registrar su jornada laboral, sea cual sea el día y la hora.

La empresa deberá poner por escrito con antelación qué supone y qué no supone una hora extra, para evitar malentendidos con los empleados y darles un marco de actuación. Normalmente, la consideración de hora extra será aquella en la que la empresa explícitamente pida al empleado que alargue su jornada laboral habitual, y deberá ser retribuida. De igual forma, la empresa junto con los sindicatos definirá las condiciones de la jornada flexible, a fin de que quede claro qué constituye la jornada de trabajo del empleado y qué se considera hora extra, así como otros aspectos como descansos, etc.

A nivel empresarial, mejor ser proactivos y definir las condiciones de trabajo.

Al introducir este nuevo sistema de control de trabajo, la ley establece que se hará “Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.”

Habitualmente, los convenios sectoriales o de empresa no suelen recoger las formas de control de horas, por lo que (salvo que el convenio indique lo contrario) el control de las horas queda a discreción de la empresa.

Sí, están también obligados a registrar su jornada laboral. Con nuestra solución, tanto el fichaje como la gestión de servicios pueden realizarse a través de Smartphones o Tablets. Además, si están equipados con la tecnología NFC y/o GPS pueden identificarse el lugar del servicio automáticamente.

Sí, es legal seguir la actividad de un empleado mediante una app equipada con GPS. Para ello, debe informar previamente al empleado y cumplir con la actual RGPD.

Sí, pero se considerará falta muy grave según el artículo 49 del estatuto de los trabajadores.

Sí, los sistemas de fichaje biométrico y remoto cumplen con el punto 24 de la LOPD. La empresa debe informar adecuadamente a sus empleados sobre el uso de sus datos, y a la vez las empresas deben velar por la confidencialidad de los mismos.