Artículos

«
¿Te
_
atreves
_
a
_
liderar
_
un
_
proceso
_
de
_
transformación
_
digital
_
en
_
el
_
sector
_
logístico?
»

480Academy · Máster en Digital Development Management · Transformación digital

César Tauste, profesor del Master en Digital Management Development de UJI-Cuatroochenta, comparte la experiencia de integrar 3 sistemas informáticos para un operador logístico, incluido el papel clave que jugó la plantilla.

Cuando pensamos en transformación digital casi siempre lo hacemos a lo grande. Imaginamos una amalgama de dispositivos tecnológicos, con mucho diseño e incluso dotados de inteligencia artificial, aunque no sepamos muy bien qué es eso. La realidad es otra, si bien la tecnología nos ayuda, preparar a nuestras empresas para la era digital requiere de visión y agilidad. Adaptarse a un nuevo mundo que nos demanda una forma diferente de hacer las cosas e incluso que le ofrezcamos nuevos productos o servicios aunque no nos las demande, pues como organizaciones corremos el riesgo que sea otro quien los ofrezca y cautive a quienes hasta ayer eran nuestros clientes o partners.

 

Cada vez son más las empresas y organizaciones, medianas y pequeñas, que encuentran en este proceso de transformación el nuevo socio que les permitirá continuar y, en el mejor de los casos, mejorar su negocio

Transformacion digital sector logistico

Profesores del Máster en Digital Development Management comparten con nosotros casos de éxito en los que la transformación digital  ha sido el detonante para avanzar hacia la revisión de las inercias que impedían a las respectivas empresas seguir mejorando.

Este artículo recoge el primer caso. Es el consultor en transformación digital César Tauste quien nos presenta un caso práctico procedente del sector logístico.

Punto de partida:

Por una parte tenemos un operador logístico caracterizado por un alto volumen de actividad internacional con todo lo que ello conlleva. Por si fuera poco, tres áreas distintas de esta empresa con tres sistemas informáticos distintos adaptados a las particularidades de cada una de ellas. Resultado lógico: poca trazabilidad de la información y mínimo aprovechamiento de sinergias que se podrían generar entre estas tres áreas.

Parece ser que lo anteriormente descrito no es una excepción, pues el estudio “Una transformación digital aún incompleta. Un reto para los CEO y CIO” de ESIC, concluye que en general, “prima una cultura de silos funcionales en las organizaciones, que es considerada por más de un 88% de los Chief Experience Officer (CXO) como la principal barrera al cambio que impide la necesaria colaboración y se resiste a los cambios”.

Manos a la obra:

Hay que unificar los sistemas informáticos, lo que exige una reorganización e integración del sistema en una aplicación única. El dato, según el estudio “Una transformación digital aún incompleta. Un reto para los CEO y CIO”.:

“En muchas organizaciones para abordar problemas se buscan atajos: la falta de agilidad de la TI interna, y la facilidad en contratar servicios, lleva a algunas áreas a contratar directamente soluciones digitales sin contar con TI. Es la shadow IT, un problema serio”

Metodología:

Se basa en el empleo de las siguientes técnicas:

Design thinking

Business Process Management

Agile & DevOps

Design thinking para el assessment inicial.

Sesiones de definición de Business Process Management (BPM).

Agile & DevOps para el Desarrollo de la herramienta.

1. Mapa de procesos

Es importante generar un mapa de procesos que permitan identificar con claridad los procesos clave. La nueva herramienta a la que se aspira, partirá del análisis funcional descrito en el mapa final depurado, a lo que se llega después de sesiones de trabajo con múltiples personas implicadas en el proceso.

2. Sistema ad-hoc

Se confecciona a medida un sistema ad-hoc que garantizará el ajuste perfecto del programa a las necesidades de la organización. “Uno de los puntos clave es la gestión del cambio organizacional, ha sido la formación y un nuevo diseño de la actividad de algunos departamentos que incluyen la reorganización de las personas”.

3. Evaluación

Finalmente hay una evaluación del desempeño de los participantes en el proceso de cambio.

4. Mantenimiento y evolución

A partir de ese momento se fija el foco en el mantenimiento y la evolución de los procesos y del software.

La clave:

Todo proceso de cambio genera una fuerte reticencia inicial. La incertidumbre provoca preocupación, sin embargo el hecho de que haya involucrado en el proceso desde el principio a personas de todos los niveles jerárquicos de la empresa ha generado que afloren personas con un elevado potencial que hasta ese momento pasaban inadvertidas.  Así mismo se ha ganado en motivación extra de los usuarios:  los nuevos retos les han hecho sentirse partícipes del cambio de la empresa y les han ayudado a valorarse más profesionalmente.

Resultados:

Tras la implementación de un nuevo sistema de gestión informático, la empresa gana en agilidad. No es que los sistemas se hayan interconectado, sino que todo forma parte de un único sistema con lo que hay un ahorro de tiempo y una optimización clara de procesos. Todo ello conduce a la compañía a un ahorro de costes.

Consultor en transformación digital César Tauste

Detrás de este proceso de transformación ha habido una importante labor de consultoría, analizando datos y procesos. Participando de una toma de decisiones para la que es esencial tener un amplio conocimiento de aspectos como procesos de análisis y soluciones digitales, entornos productivos en el contexto digital y en distintas áreas, management, cultura, modelos, ética.

Si quieres más información sobre el Máster que te preparará para todo ello puedes consultar en:

Máster en Dirección y Gestión en Transformación Digital (MDDM)

vulputate, Donec libero. et, nec commodo diam velit, felis Lorem vel,