Artículos

«
¿Cómo
_
se
_
gana
_
dinero
_
con
_
las
_
apps?
»

Desarrollo app · Marketing digital · Transformación digital

Modelos para rentabilizar y monetizar una aplicación desde los banners de publicidad hasta el marketing de fidelización.

Según el informe Sociedad Digital en España de 2017, elaborado por Telefónica, el uso de aplicaciones móviles ha crecido, a nivel mundial, un 11% y el tiempo que invertimos en usar las apps ha aumentado un 69%. El mercado de las apps está en constante crecimiento y evolución, y cada vez es mayor el número de necesidades a las que dan respuesta.

Pero, en un mercado que no para de crecer y en el que cada vez hay mayor competencia, ¿cómo es posible sacar rentabilidad a partir de una app? ¿Es posible ganar dinero con una aplicación móvil? Estas son preguntas que se deben responder desde que se idea una app para que el resto del desarrollo de la aplicación esté alineado con este objetivo.

Tanto en Google Play como en la App Store, es posible encontrar un inabarcable número de apps, pero son una minoría las que generan actividad. Y esta es una de las premisas más importantes si se quiere sacar algún tipo de rentabilidad: mantener la aplicación siempre activa entre los usuarios. Porque solo la descarga no es suficiente.

Formas de rentabilizar una app

Gratuita con funciones de pago.

Es la opción freemium, es decir, la aplicación móvil es de descarga gratuita y permite que el usuario pueda empezar a utilizarla solo que el acceso a determinadas funcionalidades y contenido de la app es de pago. Otra opción es la de convertir la versión gratuita de la app en una versión demo y que la app íntegra sea de pago.

Banner con publicidad.

Esta fórmula se aplica en apps de descarga gratuita. Los ingresos que genera esta fórmula vienen dados por las empresas que contratan los espacios publicitarios enlazados a apps o webs externas, los banners, que ofrece la aplicación. En este sentido se pueden llevar a cabo distintas estrategias en las tarifas: por número de impactos, clics realizados o por periodo de tiempo (tarifa plana).

IAP (in-app-purchase).

La venta in-app permite adquirir determinados productos o servicios dentro de una app de descarga gratuita realizando micropagos.

Marketing de afiliación.

Aplicaciones que se convierten en escaparate para los productos y/o servicios de otras empresas, por lo que les cobran una cuota o porcentaje de ventas.

App Nomepierdoniuna

App Nomepierdoniuna desarrollada por Cuatroochenta.

Patrocinada.

Este caso se suele dar cuando a una marca le interesa ofrecer la app a los usuarios, ya sea por cuestiones de imagen, porque se trate de alguna campaña de publicidad, para dirigirse a su target, etc. En este sentido, el patrocinio puede llegar a condicionar aspectos como las propias características de la app, la cual será de descarga gratuita.

Big data.

Una aplicación móvil puede ofrecer muchos datos de sus usuarios, desde su comportamiento con la propia app hasta otros datos como localización, sexo, edad o información sobre tendencias. Esta información puede resultar útil para una marca, la cual, ofreciendo la app de forma gratuita, puede acceder a la información que el usuario facilita; con transparencia, dentro de la legalidad y sin invadir la privacidad. Esta información puede ser realmente útil para que la empresa pueda conocer a su público y ofrecer un servicio más personalizado.

Fidelización.

Ofrecer una aplicación relacionada con una empresa o marca de descarga gratuita se convierten en un valor añadido del usuario con la marca. Relacionado también con el punto anterior, que permite que la empresa pueda conocer mejor a su público, esta estrategia permite crear fuertes lazos entre ambos.

Suscripción.

Pago recurrente en forma de suscripción en apps de descarga gratuita. Para entender este mecanismo solo hay que fijarse en las apps con función de quiosco. Acceder a ellos es gratuito, pero es necesario estar suscrito a alguno de los medios que ofrecen para poder acceder a la información.

De pago.

Es una fórmula tan sencilla como poner precio al producto, en este caso a la aplicación, y que los usuarios paguen ese precio para poder acceder a ella desde Google Play y App Store.

dictum non fringilla nunc facilisis pulvinar ut consequat. ut commodo Sed id,