Artículos

Hablar
_
con
_
las
_
máquinas:
_
¿cómo
_
la
_
voz
_
está
_
transformando
_
el
_
diseño
_
de
_
IoT?

Desarrollo Software a medida  ·  Diseño UX UI

La telemedicina, el retail, las oficinas en remoto y el uso de dispositivos sin contacto impulsan el crecimiento del internet de la cosas. Soluciones que requieren un diseño UX/UI integral, intuitivo y personalizado y en las que la protagonista es la voz.

“¿Cómo está el tráfico?”, “¿Cuándo es mi próxima reunión?” o “Enciende las luces”. Son algunas de las frases o comandos que solemos utilizar para interactuar de forma natural, a través de nuestra voz, con asistentes como puede ser Alexa de Amazon o para gestionar aplicaciones como Google Assistant sin tener que presionar ni un botón. Un tipo de soluciones que cada vez utilizamos más, integradas en dispositivos del Internet of Things (IoT), para conseguir que nuestros hogares y negocios sean más eficientes. Y la usabilidad se ha convertido en un elemento estratégico para conseguir una mayor rentabilidad y satisfacción de la persona usuaria. 

 

Cada vez tenemos más electrodomésticos, servicios y máquinas conectadas a la red. La iluminación, las cerraduras, los termostatos o las alarmas son solo algunos ejemplos. Los datos muestran este crecimiento. El gasto en IoT en Europa se situará en los 202.000 millones de dólares durante este 2021, según las estimaciones de IDC que prevé que este sector continúe experimentado un aumento de dos dígitos hasta 2025.

Estos dispositivos se suelen gestionar desde app móviles o software y en los que, cada vez, tiene mayor protagonismo la interacción a través de la voz. De hecho, la biometría de la voz, que es la identificación y autenticación de una persona a través del reconocimiento de su voz, permite ya controlar muchas de las funciones de un vehículo y algunos bancos la han incluido para permitir operaciones en la banca online sin mover un dedo.

La voz es la puerta de entrada a muchas aplicaciones y dispositivos IoT

Automatización de una oficina

La atención médica, las oficinas inteligentes y los servicios de localización y monitoreo remoto impulsan el crecimiento del mercado de IoT este 2021, según Forrester.

El mayor crecimiento de este tipo de tecnología se espera, en los próximos años, en las soluciones de monitoreo de salud en remoto que utilizan IoT para mejorar la calidad de vida y la atención domiciliaria. Dos buenos ejemplos de este tipo de soluciones tecnológicas son Rithmi, aplicación gestada a nivel técnico en Cuatroochenta, que funciona en dispositivos Garmin para prevenir el ictus y el sistema IoT utilizado en el hospital de campaña de Ifema y que integró CheckingPlan para la gestión de solicitudes de atención a los pacientes con coronavirus.

En un escenario de pandemia, donde se han impuesto las medidas de seguridad e higiene, la voz está ganando aún mayor relevancia en la interfaz de muchas soluciones tecnológicas. Su uso intuitivo y fácil ha hecho que se adopte en múltiples aplicaciones. De hecho, según previsiones de Forrester, en el regreso a las oficinas, el 80% de las empresas desarrollarán estrategias que incluyan aplicaciones de IoT para mejorar la seguridad de las personas trabajadoras y mejorar la eficiencia de los recursos. Algunos ejemplos son la iluminación inteligente, el monitoreo energético y ambiental o los espacios controlados por sensores.

¿Cuáles son las claves en el diseño UI/UX de dispositivos inteligentes?

  • 1
    Simplificación del registro. El login y registro son los mejores anfitriones de un producto digital. Son la entrada al servicio y deben ser sencillos, ágiles y seguros.
  • 2
    Conectividad entre dispositivos. Una buena experiencia pasa por la nube que garantiza que las soluciones estén constantemente actualizadas. Un buen ejemplo de ello son los termostatos Nest de Google que almacenan en tiempo real los datos en la nube, para ofrecerlos de forma constante a la persona usuaria.
  • 3
    Personalización. Gracias a los datos y también, por ejemplo, a la voz,  estos dispositivos pueden personalizar sus servicios. Es lo que hace la ya mencionada Alexa o los vehículos inteligentes, capaces de reconocer patrones de conducción diaria.
  • 4
    Integración. Uno de los principales retos del diseño para IoT es reducir las brechas entre el mundo físico de los dispositivos conectados y el mundo virtual de las aplicaciones y software. Se busca, por tanto, una experiencia fluida en un espacio unificado.
  • 5
    Identificación biométrica. La biometría juega un papel fundamental para la autenticación de forma rápida y segura. Importa la manera en que hablamos, pero también cómo movemos la cabeza, presionamos un botón o deslizamos el dedo por la pantalla.

Las tecnologías conversacionales están dominando la interacción inteligente con dispositivos IoT, pero cada vez tomarán más protagonismo los sensores avanzados, el control de gestos, el reconocimiento de emociones e incluso las interfaces controladas por el cerebro.

Contacta con nosotros si necesitas asesoramiento

Volver arriba